Recombine

Recombine: test de compatibilidad genética

Poder descubrir si una persona sufre alguna de las 300 enfermedades hereditarias de mayor prevalencia es posible. Se logra con un análisis de sangre  a las parejas que quieren evitar transmitir a su futura descendencia una enfermedad autosómica recesiva.
La mayoría de personas son portadores sanos de alguna enfermedad recesiva. No es preocupante a no ser que la pareja también posea la mutación en el mismo gen, con lo que ya existe un riesgo de transmitir este mal a la descendencia. En la mitad de casos el hijo será también portador sano y en el 25% el bebé sufrirá la enfermedad, lo que mermará su calidad de vida. La prevalencia es muy baja, supone un 1% de todos los nacidos, pero las enfermedades son graves e incurables, entre las más habituales aparecen sordera, atrofia muscular, hemofilia, neuropatías, algunos tipos de diabetes, etcétera.

Con este análisis que debe de hacerse la pareja, se logra detectar cualquiera de estas alteraciones y actuar. El resultado se logra en  tres semanas a lo sumo.

El Test de Compatibilidad Genética es recomendable para aquellas parejas que buscan un embarazo natural o a través de reproducción asistida, especialmente si uno de los dos miembros tiene antecedentes familiares o sabe que es portador de alguna enfermedad genética; también en los casos de parentesco familiar en la pareja porque tienen más riesgo de compartir mutaciones en el mismo gen; y en los tratamientos de reproducción asistida con óvulos o espermatozoides donados.

 

 PVP : 600 €

 

Desarrollado por MarketingPublicidad.es

Utilizamos cookies propias y de terceros (Google), con finalidades estadísticas y necesarias para la ejecución de videos (youtube). Si no acepta este tratamiento es posible que se produzcan errores en la gestión del sitio web. Puede Aceptar el tratamiento, Rechazarlo u obtener más información en política de cookies.